Los alimentos antioxidantes ayudan a la protección de las células de agentes radicales libres. Estos alimentos antioxidantes contienen: beta caroteno, luteína, licopeno, selenio, Vitamina A, C y E.

Responsables de aumentar la energía en nuestro cuerpo, detener el proceso de envejecimiento, la protección de los radicales libres a nuestras células. Esto solo son algunas de las bondades que los alimentos antioxidantes, los cuales podemos incluirlos en la dieta diaria para la salud de nuestro cuerpo.

¿Qué son los antioxidantes?

Los antioxidantes son sustancias que llegan a proteger las células de nuestro cuerpo de aquellos efectos de agentes radicales libres. Estos radicales libres, son unas moléculas producidas cuando nos encontramos con exposición a la radiación, humo de tabaco o cuando nuestro cuerpo degrada los alimentos.

Altas concentraciones de radicales libres resultan ser peligrosos para nuestro cuerpo y pueden causar daños en las células e incluso nuestro ADN, membranas celulares y las proteínas.Este daño celular puede ser relacionado con enfermedades como el Alzheimer, Artritis reumatoide, Cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y el envejecimiento, enfermedades cardiacas y hasta cáncer.

Para la prevención de muchas de estas enfermedades es necesario una buena alimentación y la protección de nuestras células con alimentos que ayuden a combatir como los alimentos antioxidantes.

Alimentos antioxidantes más comunes

Podemos encontrar algunos de los alimentos antioxidantes en esta lista y su contenido antioxidante:

  • Alimentos como: Zanahorias, mangos, durazno, calabaza, brócoli, batatas y calabacín, son ricos en beta caroteno, que ayuda al sistema inmune y la vista.
  • Alimentos con hojas verdes contienen luteína y esta se usa para la prevención de afecciones como la catarata.
  • Toronja, sandia y tomates, son ricos en licopeno que, por sus propiedades antioxidantes, previene los diferentes tipos de cáncer como: próstata, estomago, pulmón y vejiga, retrasa los efectos del envejecimiento, mantiene los niveles de colesterol estables, además de prevenir enfermedades cardiovasculares.

  • Ricos en selenio son los cereales, leguminosa, pescado y pan. Estos ayudan con el metabolismo, además de prevenir enfermedades cardiacas, desbalance de tiroides e infecciones virales.
  • La leche, huevo, hígado contienen Vitamina A, esenciales para la protección de las células de los radicales libres.
  • Vitaminas como la C y D ayudan al cuerpo con la buena absorción del hierro, calcio y fosforo. Esto podemos encontrarlo en frutas cítricas, además de frutos secos, espinaca y coles.

Recordar que los alimentos antioxidantes también presentes en la gran variedad de frutas nos ayudará con enfermedades de alto riesgo, protección de agentes radicales que nos afecten diariamente y retrasa los signos del envejecimiento, por ello en nuestro restaurante en Salobreña ofrecemos una dieta mediterránea rica en productos antioxidantes para cuidar siempre de nuestros clientes.