La dieta Mediterránea es complementaria con los ejercicios físicos, es un patrón alimentario que tiene múltiples beneficios para la salud. Consiste en la reducción de consumo de carne e hidratos de carbono, con el incremento de alimentos vegetales y grasas naturales o mono insaturadas.

Para esta dieta mediterránea, los ingredientes recomendados son las verduras, legumbres, frutas, carnes blancas, pescado, arroz, cereal y los frutos secos, también el consumo moderado del vino. En el siguiente artículo, estaremos brindando, algunas claves de la dieta mediterránea.

Ingredientes claves de la dieta mediterránea

Entre los productos recomendados bien sea para la cocción o para el aderezo de los alimentos es el aceite de oliva, que contiene ácido oleico y grasas de origen vegetal que ayudan a la disminución en el padecimiento de obstrucción arterial.

Además de ser rico en carotenos y vitamina E, que ayuda a combatir los radicales libres y retrasa los síntomas del envejecimiento. Esta dieta se promueve el consumo del aceite de oliva por encima de otras materias grasas incluyendo la mantequilla. Para indicarle parte de los beneficios, le daremos claves de la dieta mediterránea para su efectivo consumo.

Utiliza el aceite de oliva como principal componente de materia grasa

Esta forma de utilizar solo aceite de oliva ha perdurado durante siglos, por sus propiedades y beneficios cardioprotectores, y ricos en vitamina E para combatir los radicales libres, además de retrasar el proceso de envejecimiento.

Consumir con abundancia alimentos vegetales

Los vegetales, legumbre, verduras, futas y frutos secos son la principal fuente de vitamina de esta dieta, la cual nos aporta al mismo tiempo la energía y cantidad de agua que necesitamos diariamente. Gracias a su alto contenido antioxidante es recomendable comer entre 4 a 5 raciones de frutas y verduras. Estas ayudan a prevenir accidentes cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

El consumo de lácteos con abundancia como el queso y yogurt, y la disminución de los huevos

Los lácteos serán considerados como una fuente rica en proteínas. La disminución de los huevos debido a que tiene un alto contenido de colesterol.

Las frutas frescas como postres y consumo limitado de dulces

Las frutas frescas pueden ser el sustituto ideal de los dulces luego de cada comida, e incluso frutos frescos durante la merienda, el cual con sus grandes beneficios antioxidantes ayudarán a la buena digestión y proporcionan una gran cantidad de vitaminas al cuerpo.

El agua es la bebida ideal para la dieta del mediterráneo

El agua en sí misma es el vital líquido y fundamental en nuestra dieta.

El vino debe consumirse con moderación durante las comidas

El vino es una bebida tradicional en la dieta y para que sea un alimento equilibrado hay que tomarlo con moderación.

La realización de ejercicios diarios es fundamental y una de las claves tan importantes como el comer

Mantenerse físicamente activo es clave para mantener el buen funcionamiento del cuerpo y tener una excelente salud. El ejercicio físico complementado a la dieta mediterránea generará cambios saludables a nuestro organismo. Por eso en Restaurante VELABEACH te ofrecemos la mejor comida mediterránea.