Salobreña es una localidad pequeña, ubicada a 7 kilómetros al sur de la provincia de Granada en la costa tropical. Tiene aproximadamente doce mil habitantes y tiene un agradable clima en las estaciones de verano con poca humedad e inviernos suaves. Salobreña es un sitio bastante turístico no solo para las personas que viven en España, sino de manera internacional.

Las 5 mejores cosas que ver en Salobreña

Aquí os dejamos 5 sitios interesantes de ver en Salobreña:

Museo Arqueológico de Salobreña

Si vienes a esta ciudad costera, no puedes dejar visitar este pequeño pero interesante museo de la ciudad.Cuenta con diferentes piezas de las diferentes culturas que pasaron por Salobreña a lo largo de los años, como los fenicios, romanos y árabes por mencionar algunas. El museo se encuentra en la plaza del ayuntamiento (donde se ubica el antiguo ayuntamiento) y cuenta con entrada libre.

Peñón de Salobreña

Situado en la playa de Salobreña, el peñón es un islote que está unido a tierra firme por un pequeño trozo de tierra. Las vistas desde este punto son fantásticas y es uno de los miradores a recomendar en la costa tropical.

Auditorio villa de Salobreña

Este se encuentra ubicado en el litoral de la provincia de Granada, teniendo en ella, un auditorio en excelentes condiciones, para cualquier tipo de espectáculos, evento o feria de la provincia.

Playa de la guardia

Un lugar especial que está ubicado al sur de la Vega de la Guardia, bajo el castillo de Salobreña y junto al mar de la Guardia. Con las posibilidades de entretenerse con diferentes actividades que esta playa ofrece, desde practicar la pesca, el submarinismo y hasta los deportes de remo.

La playa ofrece un entramado cultural diverso, además de la abundante naturaleza que rodea para aquellos que buscan la tranquilidad de un pequeño pueblo con entornos naturales y paisajes hermosos. Playa de la guardia es un sitio a visitar además de sus chiringuitos si estas en Salobreña.

Castillo de Salobreña

Este se encuentra en el punto más alto de la ciudad, por lo que la vista desde ese punto es impresionante a donde quiera que se mire. El castillo fue construido por árabes como un lugar de descanso, destacando que el camino hacia el castillo es algo fuerte debido a su prolongada subida, pero una vez arriba el esfuerzo será compensado.